EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y EL EQUILIBRIO

EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y EL EQUILIBRIO

Muchos conocereis de la importancia del “equilibrio” en nuestra vida cotidiana. Equilibrar trabajo, relaciones personales y ocio es fundamental para nuestra salud física y mental. Científicos nutricionales han demostrado que el equilibrio entre las grasas omega-6 (consideradas perjudiciales para la salud) con las grasas omega-3 (consideradas beneficiosas) puede provocar gran número de estados de salud. Por ejemplo, la sustitución de los alimentos procesados ricos  en omega-6 (patatas fritas, dulces y pasteles) por alternativas saludables ricas en omega-3 (salmón, sardinas, y vegetales) mejoran la salud cardiovascular, la salud del cerebro, y el bienestar metabólico. Una analogía similar se puede utilizar cuando se habla de los endocannabinoides y su “equilibrio”.

 

¿Qué son lo receptores cannabinoides?

Los receptores cannabinoides son una importantísima familia de receptores de membrana celular; también se sabe que tienen forma serpenteante. Para que ustedes lo entiendan de manera sencilla, podríamos decir que los receptores son “cerraduras”, y los compuestos capaces de unirse a ellos “llaves” que abren dichas cerraduras para provocar reacciones corporales concretas. Los receptores cannabinoides también están ligados a las proteínas G, donde se produce multitud de actividad “mágica” cuando una molécula o compuesto se une a la parte externa de estos receptores. Los tres principales componentes que se unen a los receptores cannabinoides son todos lipófilos (que tiene nafinidad por la grasa) e incluyen los endocannabinoides (sintetizados en el cuerpo), fitocannabinoides (de origen vegetal, como el cannabis) y los cannabinoides sintéticos.
Los receptores de cannabinoides se dividen en dos subtipos principales, conocidos como receptores CB1 y CB2. Aunque tienen cierta similitud, se diferencian por el tejido o sistema de órganos al cual están asociados dentro el cuerpo humano. El CB1 se encuentra principalmente en el cerebro, con alguna presencia en pulmones, riñones, hígado, corazón, músculos y huesos. Los receptores CB1 se asocian principalmente con los aspectos psicoactivas y eufóricos del THC. Sin embargo, los receptores CB2 se encuentran principalmente dentro del sistema inmunológico y de las células sanguíneas, y secundariamente con menor densidad en el sistema nervioso, hígado, intestino, músculos y huesos.

 

¿Cómo contribuyen los receptores cannabinoides al equilibrio del sistema endocannabinoide?

El equilibrio endocannabinoide aparece con una colaboración entre los receptores CB1 y CB2. La investigación muestra que la dominancia del CB1 se asocia con aumento estrés, ansiedad, paranoia, hambre, y disminución de las náuseas, los vómitos y el dolor. También aparece un sistema inmunológico más fuerte, lo cual se ha demostrado en algunos modelos de cáncer. En contraste, el dominio del CB2 se asocia con una disminución de las inflamaciones y lesiones del tejido, junto con mejoras significativas en la salud metabólica, la sensibilidad a la insulina, la saciedad, y el equilibrio energético.
Con esta información, algunos científicos están enfocándose en los bloqueadores CB1 específicos que podrían mejorar muchos de los síntomas del síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un conjunto de factores que aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón, derrames cerebrales y diabetes. Entre estos factores encontramos el aumento de la presión arterial, azúcar en la sangre, el exceso de grasa corporal alrededor de la cintura, y los niveles anormales de colesterol. Algunas investigaciones en este área han demostrado que la inhibición periférica del CB1 reduce la presión arterial, el azúcar en la sangre y mejora los niveles de colesterol. Además, propicia la pérdida de grasa visceral que se traduce en un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo II.

 

¿Qué representa un sistema endocannabinoide equilibrado?

Recientes hallazgos bioquímicos y acerca del comportamiento demuestran que la activación “óptima” de los receptores CB1 promueve cambios neuroquímicos de tipo antidepresivo y efectos de comportamiento coherentes con la actividad antidepresiva y anti-estrés en roedores. Estos resultados refuerzan la importancia de un sistema endocannabinoide equilibrado.
El sistema endocannabinoide es responsable de controlar la proliferación, la diferenciación, la supervivencia y la capacidad inmune del sistema integumentario (es decir, células de la piel y el cabello). La focalización y la manipulación del equilibrio endocannabinoide con la intención de normalizar el crecimiento celular no deseado y la inflamación de la piel podría ser beneficioso para una gran variedad de patólogias dermatológicas (psoriasis, eczema, acné, dermatitis, esclerosis sistémica, etc.).
Nuestro ejemplo inicial hacía una comparación entre el equilibrio omega-6:omega-3 (ácidos grasos esenciales o PUFAs) y el sistema endocannabinoide CB1:CB2. Se ha demostrado que la ingesta de ácidos grasos esenciales en la dieta influye en los niveles de anandamida y 2-AG (los dos endocannabinoides más frecuentes en los seres humanos). Por lo tanto, el equilibrio de omega-6 y omega-3 es un modificador importante para la activación y la supresión de las señales de los cannabinoides en las células.
Para ilustrar este punto, Hutchins-Weise publicó los resultados de pruebas con un roedor con atrofia al que se le administraron suplementos de aceite de pescado. El aumento de ácidos grasos omega-3 provocó cambios significativos en el sistema endocannabinoide,  con un aumento en la actividad de los receptores CB2, pero una disminución de los niveles de 2-AG y de la actividad CB1.

 

¿Qué sucede cuando el sistema endocannabinoide se desequilibra?

Tenga en cuenta que el “equilibrio” es crítico. Las investigaciones han demostrado que la inhibición excesiva del CB1, puede dar lugar auna disminución de la fertilidad, mayor riesgo de depresión, trastornos del estado de ánimo, e inmunosupresión. Un exceso de la señalización del CB1 se ha asociado con el aumento de la psicoactividad, inflamación sistémica, riesgo cardiovascular, diabetes y obesidad. Por el contrario, la sobre-activación y dominancia del CB2 podría conducir a una disminución de la función inmunológica y la disminución de la capacidad de cicatrización.

FUENTE:  http://www.thegreennotes.es/mas-que-un-grow/cannabis-medicinal/esta-su-sistema-endocannabinoide-en-equilibrio

Related posts

Uso de cookies

El objetivo de esta web no es hacer apología sobre el consumo de drogas. En esta web solo se habla del auto cultivo de la Marihuana y de productos comerciales de horticultura completamente legales según la legislación vigente. Toda la información que se da en esta web esta dirigida a un público MAYOR DE 18 AÑOS y es meramente informativa. Si eres menor de esa edad, te queda terminantemente prohibido el acceso a la misma. El desconocimiento de este aviso legal NO EXIME de su cumplimiento. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR